Como buscador de la Verdad Divina, con integridad y humildad, deseo conocerme verdaderamente a mí mismo. A través del inegoísmo y el servicio amoroso, suelto sin esfuerzo y permito que este Proceso Divino se desenvuelva. Con paciencia, transmutación y soltando suavemente, avanzo siempre hacia adelante, hasta que, con infinita gratitud, YO SOY capaz de confiar y simplemente ser.

 


 

 

 

 

*Firmemente anclado en la perfecta paz del Orden Divino, encarno la perfección de la Santa Voluntad de Dios y conscientemente elijo compartir este regalo sagrado con toda vida. (* 3X)


¡Que así sea, amado YO SOY LO QUE SOY!

 

 

 

 

 



Formas - Pensamientos anteriores